Snow white

Reproducción en lienzo de Snow white, Plaza de Oriente. La plaza de Oriente se sitúa en el centro histórico de Madrid. Se trata de una plaza rectangular de cabecera curvada,...

€82,80

Options

Qty:

Reproducción en lienzo de Snow white, Plaza de Oriente. La plaza de Oriente se sitúa en el centro histórico de Madrid. Se trata de una plaza rectangular de cabecera curvada, de carácter monumental. Uno de sus principales impulsores fue el rey José I, quien ordenó la demolición de las casas medievales situadas sobre su solar.

Está presidida por dos de los edificios más relevantes de la capital: su contorno occidental lo delimita el Palacio Real y el oriental el Teatro Real. Su cara norte la conforma el Real Monasterio de la Encarnación, al que le fue expropiado el Huerto de la Priora para integrarlo dentro de la plaza.

Además de los citados edificios, esta plaza monumental alberga diferentes jardines histórico-artísticos y una colección escultórica, en la que destaca especialmente la efigie de Felipe IV. Está considerada como la primera estatua ecuestre del mundo sujetada únicamente por las patas traseras del caballo.

Su nombre puede deberse a dos teorías, la más factible está ligada a su situación geográfica, al oriente del Palacio Real. La otra hipótesis está relacionada con el rey José I (Pepe Botella, hermano de Napoleón Bonaparte) uno de los principales impulsores de la plaza, ya que fue él quien ordenó el derribo del caserío existente en los aledaños del Palacio Real. La posible pertenencia de José Bonaparte a la masonería y su obediencia al Gran Oriente de Francia se encontraría en el origen del nombre de la plaza, bautizada así en honor de dicha logia.

Los jardines de la plaza han sufrido importantes variaciones a lo largo del tiempo. Hasta 1941, se disponían circularmente alrededor del monumento a Felipe IV, que ocupa el centro del recinto. En torno a la estatua del monarca, estaban situadas 44 esculturas, correspondientes a diferentes reyes españoles, pero en 1927 se redujo su número a veinte. El diseño actual de los jardines, sigue tomando como punto de referencia la efigie de Felipe IV, pero distribuye los jardines cuadricularmente. Las veinte estatuas de los monarcas se sitúan longitudinalmente, en dos hileras de diez, a ambos lados del monumento central.